Tres aceites naturales, para la belleza de tu piel y cabello. MULTITASKING

 

La combinación de tres aceites vegetales, Jojoba, Semillas de uva y girasol y aceite de caléndula: Excepcional multitasking. Piel y cabello.

ACEITE DE JOJOBA, POR QUÉ? ACEITE MÁGICO.

Muchos de los ingredientes más efectivos en las formulaciones para el cuidado de la piel, son los que tienen composición química y propiedades físicas similares a las de las propias capas superficiales de la piel. Es el caso del aceite de  jojoba, se mezcla completamente con el sebo, cuando se aplica sobre la piel, se forma una capa muy delgada, no grasa, de jojoba y sebo. Esta capa, parcialmente porosa, proporciona un excepcional control de la humedad y respiración transepidérmica.  A diferencia de las sustancias grasosas oclusivas, tales como el petrolato, los aceites minerales y algunos productos de lanolina, u otros aceites naturales, la jojoba es un emoliente absolutamente seco, no pegajoso ni grasoso. Al mismo tiempo, la jojoba reduce la pérdida de agua transepidérmica sin bloquear totalmente la transpiración de gases y vapor de agua.

La Jojoba Natural sirve como un agente humectante excepcional, que se extiende y lubrica de forma excelente y deja una rica sensación aterciopelada, no aceitosa, sobre la piel, al tiempo que retrasa su pérdida de agua y mejora su flexibilidad y suavidad. Estudios de absorción percutánea de la Universidad de Michigan demuestran que la jojoba se absorbe rápidamente en la piel.

La  jojoba hidrata y suaviza efectivamente la piel por medio de una acción dual, formando una capa lipídica parcialmente oclusiva, y difundiendo dentro de los espacios intercelulares del estrato corneo para elastizar el tejido.

La jojoba es un ingrediente extremadamente funcional para preparaciones destinadas al cuero cabelludo y el cabello. Muchos problemas del cuero cabelludo surgen porque se forman unas acumulaciones de sebo endurecidas, que atascan los folículos pilosos y pueden producir algunos tipos de descamación. Si estas acumulaciones duras no se retiran, pueden acabar por obstruir la capacidad del folículo piloso para funcionar bien, lo cual conduce a la pérdida de las fibras de cabello y, por último, a la muerte de los folículos. La jojoba penetra rápidamente dentro del cuero cabelludo y de las fibras de cabello, y afloja y disuelve las acumulaciones duras, dejándolos limpios y libres para continuar su funcionamiento normal.

La Jojoba también es un excelente disolvente de la suciedad, que puede eliminar acumulaciones pegadas en el cabello, dejadas por muchas preparaciones capilares modernas, o por las partículas del aire.

La jojoba deja el cabello limpio y flexible. Ejerce un efecto keratoplástico sin igual, que deja el cabello brillante y revela sus tonos y resplandor natural. Se puede usar con  confianza en la mayoría de las preparaciones para el cabello, en niveles que van del 0,5 al 3%.Una de las funciones esenciales de los lípidos en el cabello es humectar para mejorar su textura y manejabilidad. Mantener el cabello completamente hidratado es garantía de manejabilidad, suavidad y brillo. Esto es exactamente lo que hace la Jojoba Natural: acondiciona el cabello y evita que se vuelva quebradizo y apagado al exponerse a condiciones desfavorables.

El Aceite de caléndula, combinándolo con aceite de girasol, se potencia la acción antiinflamatoria y antimicrobiana. Se utiliza mucho para dermatitis, psoriasis, eczemas…pieles sensibles, quemaduras…

El Aceite de  semillas de uva, tiene una efecto nutritivo y antiarrugas, aporta flexibilidad a la piel.

La combinación de estos aceites, es un tratamiento muy completo para las pieles secas, envejecidas y puntas de cabello  quebradizas, y para tratar pieles sensibles, la dermatitis o eczemas.

Otro remedio natural a tener en cuenta en nuestro botiquín.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario