Hoy os voy a hablar de un protocolo médico estético, con resultados increíbles.  Me han hecho una demo en mi piel, combinando un aparato excepcional de radiofrecuencia, Globus.

En este tratamiento de rejuvenecimiento he visto como mi óvalo facial y los pómulos se han tensado, mi piel ha quedado firme, luminosa e hidratada.

La radiofrecuencia, consiste en transferir calor a nuestro organismo mediante corrientes. Sirve para el tratamiento de flacidez y arrugas.

He notado una sensación muy agradable de calor, también se aplica a nivel corporal con resultados muy buenos en abdomen, nalgas, brazos y muslos.

Es un tratamiento beauty instant, imagina si te haces progresivamente!!

La radiofrecuencia, se crea a través de una alta frecuencia de corriente eléctrica alterna entre 1 y 6 Mhz, cuyo flujo cambia rápidamente con un efecto térmico controlado. Se basa en las ondas de radio, aplicadas a los electrodos, que crean un calentamiento del tejido en profundidad.

El principio es un sistema de calefacción del tejido por medio del material aplicado, no a la inversa.

El calor que se produce, estimula la contracción de las fibras de colágeno y favorece la síntesis de nuevo. El volumen de las glándulas sebáceas se reduce considerablemente. Se provoca una alteración del pH local y una mayor permeabilidad de las membranas celulares debido a las fuerzas de aceleración a las que las partículas de los tejidos están sujetas por la radiación.  La activación de los fibroblastos producen nueva elastina, lo que permite suavizar las arrugas dejando la piel tersa y con un efecto lifting en la primera aplicación.

Este método no es invasivo y es indoloro, es tan agradable que me he quedado dormida. Además si vas a  centro ESTARBELL@, Calle Córcega/Pº San Juan, el centro donde me lo han realizado tienen un  trato es excelente además de trabajar los energy boosters. 😉

El calor producido por la radiofrecuencia, provoca la desnaturalización y la contracción de las fibras de colágeno (efecto tensor). Es increíble!!

A diferencia de otros tratamientos con aparatología como láser, IPL, con este aparato, se modifican las estructuras de la dermis a diferentes profundidades.

La radiofrecuencia bipolar resistiva, emite una agradable temperatura. Se basa en el principio de la energía electromagnética emitida, a través de los tejidos, que encuentra una resistencia que la convierte en energía térmica. Es un placer realizarte el tratamiento.

Durante el tratamiento, la temperatura de la epidermis es de 35º, la de la dermis 55º y la del tejido subcutáneo es de 40º.

La temperatura alcanzada en la hipodermis desnaturaliza el colágeno, el colágeno desnaturalizado es más corto y grueso y esto determina un aumento de la consistencia de la dermis con efecto tonificante.  También se estimula la actividad de sebo-regulación eliminando la formación de las áreas de acné activo.

La combinación con mis boosters, ha sido la guinda del tratamiento, me han aplicado en la crema conductora medio booster antiox medical y al acabar me han retirado la crema conductora, muy densa y me han hecho un masaje con el sobrante, cara, cuello y escote, ESPECTACULAR!!!!

Muy recomendado en casos de flacidez y arrugas, piel desvitalizada y para un mantenimiento beauty a partir de los 40.